¿Qué es la terapia ocupacional?

Terapia Ocupacional a Domicilio

Para entender que es la terapia ocupacional, primero tenemos que entender cual es nuestro objetivo al nacer, ¿a qué me estoy refiriendo?

El ser humano se marca un objetivo en la vida, quien de niño/a no ha querido ser médico, doctora, bombero/a, policía, investigador/a…

Y un sinfín de profesiones más.

Bueno pues ese es el principio de la Terapia Ocupacional, el ser humano es un ser ocupacional por naturaleza, tiene que sentirse útil en la sociedad, tiene que expresar sus mejores habilidades, aptitudes con destreza para el desarrollo y un buen desempeño de un negocio, industria, arte, deporte, etc. Es decir, ser capaz de (…)

Pero ¿qué pasa cuando por accidente, enfermedad o edad nuestras capacidades disminuyen o nos imposibilitan para poder desarrollar esa habilidad en nuestra profesión, sea la que fuere?

Nos frustra, nos hace sentir impotentes, en muchos momentos, incapaces de seguir adelante, de repente, se trunca nuestro objetivo en la vida.

De ahí surge la Terapia Ocupacional, es una profesión de ciencias de la salud que utiliza como medio terapéutico la actividad, pero la actividad con propósito o significado, quiere decir, que debe tener un sentido, no es hacer por hacer, es hacer para mejorar, es realizar movimientos a través de actividades para conseguir objetivos, esto es, tiene un fin terapéutico.

 

La Terapia Ocupacional estudia la ocupación de las personas en las áreas que forman al ser humano, como son:

Su autocuidado (aseo, comer, vestirse, dormir, andar, moverse)

Su productividad (trabajo remunerado y no remunerado)

Su ocio y tiempo libre (hobbies, juegos, momento de esparcimiento físico y mental)

Estas tres áreas básicas y fundamentales en el ser humano deben estar en equilibrio constante, con la salvedad de la edad, y las propias circunstancias personales que modifican ese equilibrio

¿Qué quiero decir con esto?

Pues que es difícil cuando se tienen niños pequeños, por ejemplo, poder tener las tres áreas en equilibrio, ya que, apenas queda tiempo para el cuidado de uno mismo, pues todo el tiempo se emplea en el cuidado del niño/a.

Cuando estamos sin trabajo, no podemos desarrollar el área de productividad como nos gustaría.

Cuando nos jubilamos podemos seguir equilibrando esas áreas, pero con otra visión.

Pero cuando alguna de estas áreas se vulnera, porque enfermamos o tenemos un accidente, nuestra vida deja de tener sentido.

 

¿Qué pasa entonces?

Que, si como seres humanos no podemos desarrollar nuestras habilidades, ese objetivo que de niños nos habíamos marcado desaparece generando tristeza, apatía, enfado, desmotivación, y con el tiempo patologías severas.

El terapeuta ocupacional actúa en esas situaciones, cuando se vulnera alguna de estas áreas.

Dicho de otra manera, cuando una persona presenta alteraciones en el desempeño de su ocupación, por lesión o enfermedad que altera sus funciones motoras, sensoriales, cognitivas y/o psicológicas o por causas derivadas del entorno físico, social y cultural.

Es por ello por lo que los terapeutas ocupacionales pueden trabajar en diversos campos:

  • Rehabilitación Neurológica
  • Rehabilitación Osteo-Muscular
  • Rehabilitación en Salud Mental
  • Pediatría
  • Geriatría
  • Rehabilitación en personas ciegas y sordas
  • Eje de Integración somato- sensorial (tacto, propiocepción y cinestesia)
  • Discapacidad y marginación social (rehabilitación laboral)
  • Discapacidad y marginación social (alcoholismo, drogodependencias, maltrato, pobreza, prostitución, etc.
  • Equipamientos adaptados (apoyo a la rehabilitación)
  • Hospitales, mutuas de accidentes, etc.
  • Centros de día, centros penitenciarios, fundaciones, asociaciones, etc.
  • Centros de enseñanza
  • Ortopedias, prevención de riesgos laborales, etc.
  • Domicilios

El terapeuta ocupacional puede participar formando parte de diversos equipos, de carácter multidisciplinar e interdisciplinar en la prevención de la enfermedad y la discapacidad. Promueve el desempeño ocupacional del paciente a través de actividades seleccionadas, según las dificultades, necesidades, su propia historia de vida y condición sociocultural.

El objetivo de la terapia ocupacional es ayudar al paciente a mejorar su autonomía en las tareas de la vida diaria, y asistir y apoyar su desarrollo hacia una vida independiente, satisfecha y productiva.

Los terapeutas ocupacionales tienen que evaluar sus pacientes, centrándose no solo en la salud física del paciente, sino también en su salud mental y su bienestar emocional.

Visitan a los pacientes en sus hogares, para asesorarles sobre los cambios que pueden realizar en materia de artículos para el hogar que les permitan llevar una vida autónoma más fácil y cómoda. Por ejemplo, ajustan los asientos de inodoro o las superficies de trabajo para poder permitir a los ancianos vivir en su casa de forma segura, eliminando barreras arquitectónicas

Las intervenciones realizadas por terapeutas ocupacionales para conseguir mayor grado de independencia en los usuarios incluyen rehabilitación de déficit neuropsicológico (memoria, atención y razonamiento complejo), función motora, función sensitiva (visión, tacto y percepción) y relaciones interpersonales. El medio del tratamiento implica generalmente el uso de las actividades útiles, que tienen cierto significado e importancia en la forma de vida de los clientes (estas también se llaman “ocupaciones” e incluyen los hábitos de comportamiento asociados al cuidado de uno mismo y otros, trabajo productivo y ocio).

Otra área de intervención importante es la adaptación del medio donde se desenvuelve el usuario para maximizar la capacidad de independencia (tal como las adaptaciones y actividades de accesibilidad para usuarios en silla de ruedas) o para facilitar los comportamientos deseados (por ejemplo, instalando señales en el medio donde se mueve el beneficiario para compensar la debilitación de la memoria).

En líneas generales, un Terapeuta Ocupacional, trabaja con personas con enfermedades neurológicas: Parkinson, Enfermedad de Alzheimer, Ictus, epilepsias, Esclerosis múltiple, ELA, distrofias musculares, demencias (…), ataxias, etc.

Rehabilitación física: traumatismos, quemaduras, fracturas, amputaciones, enfermedades degenerativas musculares, de los huesos etc.

Salud mental: Asperger, autismo, depresión, trastorno bipolar y otros trastornos del estado de ánimo, fobias, trastornos de ansiedad, trastornos de alimentación, trastornos de personalidad, trastorno de estrés post- traumático etc.

Y en muchas otras según el campo que desarrolle.

Es una profesión algo desconocida todavía, pero que da mucho sentido a la vida.

En CuidarteAyuda tenemos una larga experiencia en el área de la terapia ocupacional. Nuestros profesionales sociosanitarios podrán prestarte asistencia a domicilio en la Comunidad de Madrid.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

16 − 10 =

Back To Top